Skip to content

Arte rupestre

El arte rupestre es el realizado sobre superficies rocosas, generalmente abrigos y cuevas.

En la actualidad, el concepto de arte rupestre está asociado con el arte realizado en la prehistoria, sin embargo, es una manifestación simbólica que sigue vigente a día de hoy en sociedades como los aborígenes de Australia.

pinturas rupestres ciervo cañada marco alcaine
Pinturas rupestres del abrigo de la Cañada de Marco, en Alcaine, Teruel.

“El arte rupestre es la expresión gráfica de las ideas” Antonio Beltrán.

Como bien sintetizó una de las figuras más importantes de la investigación del arte prehistórico en España: Antonio Beltrán, el arte rupestre es una manifestación gráfica, y como tal, recurre a una serie de técnicas para su realización y de tématicas para su iconografía:

Técnicas

Se han reconocido tres técnicas en la realización del arte rupestre: el grabado, la pintura y la escultura.

  1. Grabado

    Consiste en una incisión con un objeto afilado, preferiblemente un buril, pero cualquier otra herramienta puede realizar dicha función. La incisión puede darse en forma de V o U, aunque también está presente el piqueteado. También encontramos figuras ejecutadas mediante un trazo digital sobre materiales blandos como la arcilla, este puede ser el caso del búho de la Grotte de Chauvet.

  2. Pintura

    En la pintura rupestre hablaremos del color, técnicas y densidad.

    Color

    Existen tres colores básicos, el rojo, el amarillo y el negro, este último obtenido tanto de óxido de manganeso como de carbón vegetal. El rojo y el ama­rillo se consiguen de óxidos de hierro y otros minerales de las mismas características.

    Técnicas

    La más rudimentaria serían las propias manos, seguida del tamponado, el punteado, el enlucido y el soplado o aero­grafía.

    Densidad

    Dependiendo de la densidad del color, hablaremos de tinta plana, cuando ésta es homogénea y tinta modelada cuando tiene diverso grado de intensidad. Se ha compro­bado experimentalmente la utilización de “pinceles” para los trazos más delicados, seguramente plumas de aves.

  3. Escultura

    Comprende diversas modalidades: el bajorrelieve, el semirrelieve, el altorrelieve, el bulto redondeado y la estatua. Cada una de ellas representa un grado de independencia respecto a su soporte llegando al objeto diferenciado del mismo, es decir, al arte mueble.

    En ocasiones, el relieve de la cueva servía para dar profundidad, volumen y realismo a algunas figuras, como los conocidos bisontes de la sala de los policromos de Altamira o el hombre-bisonte de la cueva de El Castillo.

Temática

La temática del arte rupestre comprende tres grandes grupos: los signos, los zoomorfos y los antropomorfos. La mayor representación corresponde a los animales, seguidos de cerca por los signos. Los antropomorfos son minoritarios, incluso en el arte mueble con sus magníficas venus.

Tipos de arte rupestre

  1. Arte paleolítico

    Realizado entre los 40.000 y 12.000 a. C., es el arte rupestre más antiguo de Europa. Evoluciona desde un arte de signos y animales poco definidos, hasta los ejemplos paradigmáticos de los bisontes de Altamira o los cavallos de Lascaux.
    Suelen encontrarse en mayor número en las primeras estancias de las cuevas, lugares en los que la luz natural todavía estaba presente y donde los grupos de cazadores-recolectores establecían sus espacios de habitación.
    Muchas de sus figuras, sobre todo al final del Paleolítico Superior, están dibujadas con gran detalle y realismo, se les conoce por ello como figuras naturalistas.

    Arte Paleolítico bisontes de Altamira
    Arte Paleolítico: Bisontes de Altamira de aproximadamente 13.000 años

    Según la clasificación estilística de Leroi-Gourhan, el arte paleolítico occidental de Europa se divide en:

    Clasificación arte paleolítico Leroi-Gourhan
    Clasificación estilística del arte paleolítico de A. Leroi-Gourhan

    Estilo prefigurativo: Trazos geométricos (≈40.000 a.C.)

    Estilo I: Diseños simples y muy esquemáticos; presencia de vulvas y cazoletas (34-27.000 a.C.)

    Estilo II: Animales contorneados pero sujetos a una notable desproporción cabeza-cuerpo, extremidades apenas esbozadas y una curva cérvico-dorsal tremendamente sinuosa. Aparecen las clásicas venus gravetienses. Surgen los primeros “santuarios”, como la Cova del Parpalló (27-22.000 a.C.)

    Estilo III: Mayor número de detalles internos en los animales, así como el relleno corporal a tinta plana sobre todo de las patas delanteras. Los animales van adquiriendo mayor corporeidad aunque permanecen las siluetas desproporcionadas. La línea cérvico-dosal es más suave, menos pronunciada (22-18.000 a.C.)

    Estilo IV Antiguo: Las imágenes presentan gran realismo, las anatomías están equilibradas, los detalles son múltiples, se usa el sombreado para dotar de volumen a las figuras (18-15.000 a.C.)

    Estilo IV Reciente: Se observa una tendencia a agrupar los animales junto con la búsqueda de una realidad anatómica, presentando las figuras una gran sensación de movimiento y viveza; es un horizonte estilístico realista y dinámico (15-13.000 a.C.)

    En la transición desde el Paleolítico al Neolítico se multiplican las variantes regionales por toda Europa, en nuestro caso recogemos las presentes en la Península Ibérica.

  2. Arte levantino

    El arte levantino se localiza en su mayoría en el arco mediterráneo de la Península Ibérica. Sus principales caracteríticas son su naturalismo y el dinamismo de sus figuras, de reducido tamaño y localizadas en abrigos y oquedades, abandonado la profundidad de las cuevas. Son por lo general escenas narrativas, algo que no encontramos en el arte paleolítico, principalmente escenas de caza, pero también encontramos otras como danzas, recolección de miel e incluso combates entre arqueros.

    Arte levantino Abrigo Les Dogues
    Arte levantino: Abrigo Les Dogues

    La precisión del trazo se debe al uso de plumas de ave como pinceles, lo que permite dibujar detalles minúsculos como las flechas, los peinados o el vestuario.
    Encontramos un gran número de figuras humanas además de las ya habituales de animales, con una presencia destaca del ciervo, cápridos y uros.
    La cronología del arte levantino sigue siendo tema de discusión.

  3. Arte macroesquemático

    El arte macroesquemático, así buatizado por el investigador Mauro Hernández, se localiza exclusivamente en la región noreste de la provincia de Alicante y al sur de la de Valencia.
    Está relacionado con las primeras poblaciones neolíticas por las similitudes estilísticas que presenta con la cerámica cardial, como la de la Cova de l’Or, por lo que se le estima una cronología en torno a los 6.000 a.C.

    Arte macroquesmático orantes Pla de Petracos y Cova de l'Or
    Arte macroesquemático: orantes en Pla de Petracos y en una cerámica de Cova de l’Or

    Otra característica representativa es, como su nombre indica, el tamaño de las figuras, más grandes que las habituales del arte levantino o esquemático. La presencia humana parece ser el tema principal, entendidos como ídolos u orantes, junto a ellos aparecen signos, sobre todo serpentiformes. Su significado está relacionado con rituales de fertilidad de los campos y la ganadería, donde los astros juegan un papel determinante.
    El mejor ejemplo de arte macroesquemático lo encontramos en Pla de Petracos (Castell de castells, Alicante).

  4. Arte esquemático

    El arte esquemático supone una simplificación de las figuras humanas y animales, ejecutada con una técnica nada depurada, de trazado y ejecución rápida por medio de un procedimiento descuidado, al contrario que el arte levantino. Encontramos gran cantidad de signos principalmente en tinta roja.

    arte esquemático
    Arte esquemático: calcos de Los Estrechos de Santonge y el Índalo de Almería.

    Recientes investigaciones apuntan a que el idioma tartésico podría derivarse de tales signos, por lo que es de suponer que el arte esquemático tuviera significado a modo de ideogramas. Se encuentra por la totalidad de la geografía de la Península Ibérica, y en general en todo el mundo.
    Sus soportes abarcan un gran abanico, desde abrigos, rocas, cerámica, hasta monumentos megáliticos, estelas funerarias y objetos metálicos.
    Se desarrolló desde el Neolítico final e inicios de la metalurgia (3.000 a.C.) hasta las primeras etapas de la Edad de Hierro (1.000 a.C.).

Significado del arte rupestre

  1. El arte por el arte

    Propuesta por E. Lartet y H. Christy en 1865-1875. El arte rupestre surge de la ociosidad y de un sentido decorativo del lugar donde se vive.

  2. Totemismo

    Basada en la etnografía comparada, establece un vínculo entre el grupo y el animal que les conecta con el mundo espiritual. Este animal serviría de símbolo para identificar al grupo. No explica con claridad los signos, ni tampoco la diversidad de especies en pinturas coetáneas.

  3. Magia

    Se fundamenta igualmente en la etnografía comparada. Elaborada por S. Reinach en 1903, posteriormente se le unirían H. Breuil y H. Bégoüen en la década de los 50. El arte sería la manifestación de una serie de actividades mágicas relacionadas con la fecundidad, la caza o la destrucción. La figura manifestada sería el objetivo de dichas actividades, buscando influir en ella para beneficio del grupo.

  4. Estructuralismo

    Tomando como modelo las ideas del lingüista F. de Saussure, M. Raphael primero y A. Laming-Emperaire y A. Leroi-Gourhan después, relacionaron el arte paleolítico con un tipo específico de estructura mental que consta de oposiciones binarias y las mediaciones de esas oposiciones, ordenando la forma en que las personas piensan y actúan. Los conjuntos de imágenes deben estudiarse como composiciones planificadas. Los caballos y bóvidos están emparejados de forma deliberada y reiterada, respondiendo a un dualidad femenina y masculina. A. Leroi-Gourhan creó todo un mitograma, basado en las oposiciones femenino y masculino, tanto de figuras como de signos. La dificultad de acceso de algunas representaciones respondería a ubicaciones sagradas, no abiertas a todos. La cueva se identificaría con un santuario. La principal crítica que sufre es la subjetividad a la hora de identificar la estructura con el papel de las representaciones.

  5. Medio de comunicación o semiología

    Elaborada por P. Ucko y A. Rosenfield en 1967, establecen el arte como un medio de comunicación con múltiples objetivos, social, económico, religioso, etc. Las necesida­des del grupo condicionarían el arte rupestre representado.

  6. Chamanismo

    Formulada por J. Clottes y D. Lewis Williams en 1995, también se fundamenta en la etnología, al asegurar que el chamanismo está presente en todas las tribus y pueblos de las diferentes partes del mundo.
    En un estado de conciencia alterada, el chamán pasa por tres fases sucesivas de alucinaciones visuales, aunque no necesariamente conectadas. En una primera fase se perciben pulsaciones luminosas, aparecen formas geométricas simples que se transforman, dando lugar a los diferentes signos. En el estadio intermedio, esas figuras geométricas son asimiladas a objetos conocidos, adquiriendo su forma. La cultura y el contexto determinan su identificación. En la última fase las figuras se convierten en animales, monstruos, híbridos, etc. Son las llamadas alucinaciones icónicas.

  7. Territorialidad

    Los signos serían elementos identificativos de los diferentes grupos, presentando una idea de propiedad del lugar.

¿Dónde encontrar arte rupestre?

El arte rupestre de Europa se distribuye de la siguiente manera:

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar